La Rompepiernas

Esta vez nos enfrentamos a la rompepiernas, o la rompebrazos o mas bien la desmoralizante.
Esta es una de esas rutas que son demoledoras, ya porque para llegar arriba hay que subir a pata y porque una vez arriba y comienzas a bajar te das cuenta de lo difíciles que pueden ser las cosas a veces.

Esta ruta es respetada por nosotros además de ser una ruta de las difíciles.

Las pendientes en general no son muy empinadas, sin embargo el terreno duro con piedras sueltas de diversos tamaños, así como la arenilla que lo recubre hacen que sea bastante resbaladizo.

Las piedras dificultan en gran medida la ciclabilidad de la bajada, pues apenas te dan tregua para coger fuerzas de pedaleo de nuevo, por lo que caerse es desesperante.

El recorrido ofrece diversos caminos que se unen y bifurcan a lo largo del recorrido, por lo que puede variarse la zona de bajada, no obstante la dificultad es es todos ellos muy similar. Además en ciertos tramos existen roderas pronunciadas que añaden otro grado de dificultad.

El final de la ruta, como es evidente es el mismo lugar donde hemos comenzado la subida, junto al circuito de saltos de la La Berzosilla, por lo que si alguien se queda con hambre siempre puede darle un poco en el circuito.
Datos técnicos de la ruta:
Dificultad: Muy Difícil
Longitud: 2100 metros
Duración: 45 minutos

Perfil Longitudinal:

Plano en planta:

Descargar track de wikiloc:  La Rompepiernas

Share Button
Esta entrada fue publicada en Rutas MUNI. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *